Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar tu experiencia en nuestra web. Al seguir navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información, puedes consultar nuestra Política de Privacidad.

logo
Ejercicios para cansar a un perro activo en casa

Al igual que las personas, cada perro es distinto. Dependiendo de su edad y su personalidad tendrá mayor o menor nivel de energía. Es más complicado cubrir las necesidades de ejercicio físico de un perro joven y enérgico que esté acostumbrado a correr al aire libre regularmente. Especialmente si no dispones de mucho espacio en casa.

Parece que todavía nos queda un tiempo de cuarentena por delante. Durante el tiempo que tu perro y tú habéis pasado juntos estos días debido al confinamiento, seguramente lo habrás notado un poco más nervioso de lo normal en más de una ocasión. El hecho de no dar paseos tan a menudo o durante tanto tiempo como de costumbre también puede producir cambios en el bienestar de nuestro compañero. Además, pasar tanto tiempo encerrados también nos afecta a nosotros y ellos lo notan.

Para evitar que su nivel de ansiedad crezca y aprovechando que en la mayoría de casos podemos dedicar más tiempo a nuestra mascota, podéis probar algunos ejercicios que os proponemos para haceros la espera más llevadera.

¿Tienes escaleras en casa? ¡Estás de suerte!

El primer ejercicio se basa en utilizar las escaleras (si es que disponemos de ellas) para tirarle la pelota o su juguete favorito. Lanza su juguete a lo más alto y pídele que te lo traiga unas cuantas veces. Es uno de los ejercicios más cansados ya que es bastante exigente a nivel cardiovascular.

Monta un pequeño circuito casero

Este ejercicio requiere un poco más de preparación, pero inspirándonos en las carreras tipo agility, podemos improvisar un pequeño recorrido con algunos obstáculos. Por ejemplo, puedes poner un par de obstáculos para saltar en el pasillo, hacer un túnel con una sábana vieja, crear una pequeña escalera apilando algunas cajas, etc. Esto combinado con un poco de persecución puede hacer del ejercicio algo muy divertido y, quien sabe, ¡quizá descubras un hobby nuevo que os encante!

¡Aprovecha para enseñarle algún truco!

Si tienes que quedarte en casa y no dispones de mucho espacio, siempre puedes enseñarle algún truco nuevo. Como ejemplo, te proponemos enseñarle a hacer la croqueta.

  1. Partimos de la posición de tumbado (si no sabe obedecer al comando tumbado, echa un vistazo a nuestro post sobre comandos básicos).
  2. Toma en tu mano un premio o una croqueta de su comida favorita. Deja que lo huela y lo siga con la nariz mientras lo mueves hacia la parte posterior de su cuello, hasta que consigas que gire la cabeza sin levantarse.
  3. Después levanta el premio ligeramente. De esta manera, tu perro se verá obligado a echarse sobre un costado para poder seguirlo.
  4. Desde esta postura podrás guiarlo trazando un arco lentamente con el premio frente a su nariz. En cuanto empiece a girarse rodando sobre su espalda para seguir el premio di el comando elegido (gira, rueda, roll, etc.) y dale el premio en cuanto complete la trayectoria.
  5. ¡No olvides dedicarle también unas cuantas caricias y palabras de ánimo para que sepa que es un buen chico! Repite unas cuantas veces al día a lo largo de varios días hasta que asocie los movimientos con el comando.

El gimnasio en casa

Finalmente, puedes invitarlo a participar en tus sesiones de cardio casero para poneros en forma bailando, dando saltos en el sitio o haciendo sentadillas juntos. Hay perros que sólo con ver a sus amos ya se animan espontáneamente a participar. Otros requerirán un poco más de incentivo y que dediquemos algo de tiempo a enseñarles lo que esperamos de ellos, pero si tu perro es activo y ve que te diviertes no dudará mucho antes de unirse. Esta es una opción que no requiere ni mucho espacio, ni especial preparación.

Recuerda que los ejercicios más vigorosos que impliquen escaleras o saltos están pensados para perros activos jóvenes y adultos. En el caso de cachorros, perros de avanzada edad o con problemas articulares, son ellos los que deben marcar el ritmo. En cualquier caso, seguro que tu perro estará encantado de pasar más tiempo a tu lado y jugar contigo tenga la edad que tenga, sea activo o tranquilo. Confiamos que este periodo de confinamiento sirva para reforzar el vínculo con nuestros perros y mejorar aún más la relación con ellos.

Opciones de Demo

Seleccionar el color de tema
Seleccionar Menú
Selecciona el efecto del producto
Seleccionar estilo de diseño
Seleccione la imagen del cuerpo

El fondo solo se aplica al diseño en caja, enmarcado y redondeado